Blazer: un básico para tu outfit de oficina

Atrás quedaron los días en que verse formal para ir a la oficina tenía que ser aburrido y sin estilo. Ahora tenemos muchísimas opciones y la flexibilidad de los códigos de vestimenta de las empresas permite que podamos combinar piezas que antes nunca hubiéramos pensado.

Las piezas de ropa como el típico jean, una prenda casual por excelencia, puede ser fácilmente incluida en un vestuario mucho más profesional para trabajar gracias al blazer o bléiser. Esta prenda es súper versátil y permite crear increíbles looks para la oficina e incluso para otras ocasiones en las que quieras lucir arreglada sin tener que esforzarte demasiado.

¿Cómo escoger el blazer perfecto?

Cuando vas a comprar un bléiser, existen algunos tips que puedes tomar en cuenta para comprar invertir en prendas que realmente te funcionen con muchos outfits:

  1. Colores: En principio opta por colores básicos como blanco, negro, azul, rojo, beige. Estos colores te permitirán crear infinitas combinaciones y te será fácil crear looks si no tienes mucha experiencia o no quieres arriesgarte demasiado.
  2. Texturas: El blazer puede fabricarse con diferentes tipos de telas, algunas más elásticas y otras más gruesas. En este apartado puedes elegir la que más te guste y con la que te sientas cómoda. Algunas se ajustan mejor a tu figura que otras pero ya depende de tu gusto.
  3. Diseño: Si te sientes con confianza, puedes comprar algunos blazers con diseños mucho más fashion y trendy. Es común verlos con diseños animal print, de flores, rayas, colores. No serán para un uso cotidiano, pero si que resaltarán tu outfit un montón.
  4. Largo o corto: La verdad este tema es algo complejo ya que depende. Primero, depende de tu tipo de cuerpo, si eres de talle corto un blazer muy largo solo te hará lucir más baja. Mientras que si eres muy alta, uno corto se verá desproporcionado o como un crop top. Lo importante aquí, es que aprendas a identificar el largo que mejor se adecue a ti.
  5. Ajuste perfecto: El blazer perfecto debe quedarte como dirían las abuelitas “como un guante”. Esto quiere decir que debe ajustarse a tu cuerpo. Para esto, la prenda debe tener un corte esbelto que ayude a marcar las curvas de la mujer. Los botones al frente ayudan mucho en este tema, pero no deben ser demasiado, uno o dos son ideales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.